ARCHIVADORES METÁLICOS

Cuando se debe recurrir constantemente a algún documento lo mejor es tenerlo a la mano, pero bien resguardado para que no se dañe. Por ello, un archivador metálico es la mejor opción para ti. Aunque en la actualidad casi todo se guarda en formato digital, hay documentos que necesitamos en físico como los contratos.

Por esta razón, puedes escoger uno de los que tenemos en nuestro catalogo, que te presentamos a continuación.

Archivador metálico carpetas colgantes

Un archivador de documentos no solo nos permite tener los archivos a la mano, sino bien ordenado. Cuando trabajamos, es importante que no se pierda mucho tiempo buscando lo que necesitamos. Por ello, el orden en una oficina es la regla, y un gran aliado es el estante de documentos.

Además, un archivador con carpetas colgantes es una buena herramienta para mantener los archivos a mano. Los registros contables por ejemplo, deben guardarse por años, en este caso lo mejor es ordenarlo en un armario de archivos. Si estos cuentan con carpetas colgantes es más sencillo de manejar. Así que a la hora de comprar uno piensa en esta opción, claro, también dependerá de los que requiera tu oficina.

Archivadores metálicos para oficina

¿Por qué usar armarios de archivos metálicos en vez de guardar todo en la red? Es cierto que mantener los archivos en la web puede ahorrar mucho espacio y trabajo tedioso, pero también puede ser riesgoso. Todo lo que se encuentra en la nube, sin importar las medidas de seguridad que empleemos, puede ser hackeado.

Así que lo mejor es que algunos documentos importantes que no pueden llegar a manos de terceros, sean guardados en archivos para oficina. De esta manera se elimina el riesgo a que pueda llegar esta información a manos ajenas.

Por ejemplo, la información contable, las cuentas, y secretos de la compañía, como formulas, deben estar asegurados en archivos. De esta manera se protege la confidencialidad de los aspectos importantes de una empresa. Además, ni importa cuanta información debas guardar, los hay de distintos tamaños.

Archivador metálico 4 cajones

Los archivadores más comunes son los que poseen 4 cajones, los cuales sirven para archivar una gran cantidad de documentos. Los mismos pueden ser un gran aliado en el trabajo de oficina. Sus cuatro cajones, cuentan con identificadores que pueden usarse para que se archive en cada uno, así es posible realizar un trabajo más rápido.

Además, cuando se trata de guardar documentos de gran importancia es probable que puedas encontrar algunos que cuentan con cerradura. Así solo la persona autorizada puede tener acceso a los mismos.

Archivador metálico 3 cajones

Estos aunque ofrecen un poco menos de espacio, pueden ser muy útiles. Ocupan menos tamaño, lo cual es ideal para una oficina pequeña. Además, es posible guardar en las carpetas colgantes que se acoplan bien en los cajones, los cuales generalmente son de gran extensión. Por ello, debes reconocer que sin importar cuantos ordenadores poseas, debe tener un archivador de oficina, así cuidas tu información importante.

Deja un comentario